Bolas Anales

¿Qué son las bolas anales?

No hace falta ser un ingeniero espacial para saber qué son las bolas anales: el nombre del producto es claro al respecto.

Contrariamente a la creencia popular, las bolas anales no suelen estar conectada con una cuerda, sino con la ayuda de una varita firme.

Tenemos que dejar algo claro: las cuentas o bolas anales pueden estar conectadas con una cuerda, sí; sin embargo, la mayoría de ellas no están hechas de silicona.

¿Por qué algunas personas prefieren las bolas anales de silicona? Según nuestras investigaciones, descubrimos que les gusta el hecho de que sean flexibles. En su opinión, esto proporciona una mejor sensación.

Las bolas anales con cuerdas de nylon ofrecen un tipo de sensación diferente, pero lamentablemente solo pueden utilizarse unas pocas veces.

Por el contrario, las bolas anales de silicona, metal y cristal son lavables, así que puedes utilizarlas una y otra vez.

cuenta anal negra

  ¿Cómo usar correctamente las bolas anales?

Como hemos dicho antes, las bolas anales vienen en diferentes tamaños. Puedes encontrar las más grandes en la parte inferior de la varilla. Esta es la mejor estructura, ya que te permite ir acostumbrándote a la sensación.

¿Cuál es el principal atractivo de las bolas anales? Sacarlas es la mejor parte. Si es tu primera vez, no las introduzcas hasta el fondo.

Antes de meter las bolas en el ano, debes echar lubricante tanto en el juguete como en tu culo. Esto facilitará el deslizamiento de las bolas.

Elige tus bolas anales con un anillo resistente en la parte inferior para que te sea más fácil extraerlas.

Puedes tener la tentación de probar por primera vez las bolas anales con una pareja, pero esto podría resultar un error. Por ejemplo, tu pareja puede ejercer demasiada presión sobre tu ano. Deberías probarlas primero por tu cuenta: aprenderás a utilizarlas y ejercerán menos presión.

Una vez que te acostumbres a la primera bola, puedes proceder a introducir el resto lentamente. Tómate tu tiempo, no queremos que te hagas daño.

Las bolas anales pueden utilizarse para diferentes ocasiones: desde ponerte a tono, a tener sexo duro y apasionado. También te ayudarán a prepararte para tu sesión de masturbación.

¿Se pueden utilizar las bolas anales durante el coito? Sí, puedes utilizarlas durante el coito y sacarlas en cualquier momento.

Al sacarlas, las bolas harán pleno contacto con los nervios anales, y eso te ayudará a tener un mejor orgasmo.

Por favor, ten en cuenta que no debes sacarlas demasiado rápido o con demasiada fuerza. Esto puede causar mucho dolor y dañar tu ano. La clave para obtener el máximo placer de las bolas anales es ir con cuidado.

Pros de usar bolas anales

  • Ideal para principiantes: las bolas anales son ideales para los principiantes. Vienen en diferentes tamaños, así que puedes empezar con bolas pequeñas y dedicarte a las más grandes cuando ganes experiencia.

 Tienes más control con las bolas anales, ya que puedes elegir el tamaño y regular el ritmo al sacarlas.

No podrás hacer esto con un tapón anal: el tapón encaja o no encaja, así de sencillo.

  • Versátil: No queremos ser repetitivos, pero las bolas anales están disponibles en diferentes tamaños. Puedes elegir las bolas estándar con varilla o las que no están conectadas con una varilla. La elección es tuya.

Hay muchas opciones para elegir. Tienes las siguientes: inflables, flexibles, que aumentan de tamaño o no, que vibran, etc.

A los principiantes les conviene quedarse con las bolas anales básicas. Los usuarios experimentados pueden optar por las opciones avanzadas.

Hay que tener en cuenta que existen bolas anales de diferentes tipos de material.

Personalmente, creemos que deberías empezar con juguetes de silicona. Son más fáciles de mantener y limpiar. Si quieres subir la apuesta, puedes probar más adelante con bolas de cristal o de acero. Estas suelen ser las favoritas de los usuarios experimentados.

Ten en cuenta que las bolas de vidrio y acero no son flexibles, y esto nos lleva a otro punto importante.

  • Flexible y más fácil de manipular: En la mayoría de los casos, las bolas anales son flexibles. A algunos puede no gustarles esto porque son un poco más difíciles de introducir en el ano. Esto puede poner nervioso a cualquier principiante.

Ahora bien, la flexibilidad hace que las bolas anales destaquen en la industria de los juguetes para adultos. Las bolas anales flexibles tienen un rango completo de movimiento, y esto facilita al usuario obtener más placer.

·        Fáciles de limpiar: Afortunadamente, las bolas anales son fáciles de limpiar.

¿Cómo se deben limpiar las bolas anales? En primer lugar, consulta las instrucciones del fabricante. Lo más probable es que recomiende limpiarlas con un jabón suave y agua tibia. Algunos fabricantes sugieren limpiarlas con una solución de lejía al 10%.

Contras de usar bolas anales

  • Su apariencia puede ser intimidante: Las bolas anales tienen un aspecto extraño. Esto puede intimidar a las personas interesadas en probar el sexo anal por primera vez.

El tamaño de las bolas también puede intimidar a algunas personas. Pueden tener la impresión de que las más grandes se insertan primero, pero son las más pequeñas las que se meten para empezar.

  • El sexo anal puede ser doloroso: El juego o sexo anal es divertido y excitante, pero no debe tomarse a la ligera. Experimentarás un pequeño dolor al introducir las bolas en tu ano, y este tardará algún tiempo en acostumbrarse a ellas.
  • Algunos modelos no son seguros: las bolas anales conectadas con nylon o un cordón de algodón pueden ser más baratas, pero no son tan seguras como los modelos de silicona.

La cuerda no es tan fuerte como la varita, y puede romperse en cualquier momento. Esto es lo último que quieres que ocurra.

Si quieres compartir los juguetes con tu pareja, debes utilizar un preservativo. Poner un preservativo en las bolas anales no es una tarea fácil. Por ejemplo: las de cuerda tienen esferas independientes. ¿Te imaginas colocar uno en cada esfera?

¿Bolas anales vs Plugs son lo mismo?

En lo que respecta a las bolas anales y los plugs anales, ¡no son lo mismo!

Aunque pertenecen a la misma categoría de juguetes sexuales, son diferentes. En nuestra humilde opinión, las bolas anales son una mejora.

Los tapones anales están diseñados para permanecer inmóviles, no se moverán después de ser insertados en tu cuerpo. Gracias a ello, tu orificio anal y tu próstata recibirán una estimulación completa.

Las bolas anales proporcionan placer cuando las mueves dentro y fuera de tu ano. El tamaño de las bolas o cuentas y la flexibilidad de la varilla que las une te darán la oportunidad de estimular los músculos de tu ano. También puedes experimentar con diferentes ángulos y velocidades.

¿Qué escoger: tapones anales o bolas anales?

Bolas anales vs. tapones anales. La selección de un juguete para adultos debe basarse en tus preferencias personales. Ten en cuenta que las bolas anales y los plugs anales ofrecen diferentes tipos de sensaciones.

Para los principiantes en el juego o sexo anal, sugerimos las bolas anales. Vigila con tirar de ellas demasiado rápido.

Por suerte para ti, las bolas te dan un control total sobre la experiencia y puedes sacarlas lentamente para obtener el máximo placer sin dolor.

Los novatos no deben subestimar los tapones anales: solo tienen que asegurarse de elegir un modelo más pequeño e ir subiendo hasta uno más grande.

Los estudios confirman que las mujeres utilizan tapones y bolas anales. Sin embargo, la mayoría de ellas prefiere los tapones. Disfrutan de una sensación de “plenitud”. Esto explica por qué muchas mujeres tienen varios tapones anales en su arsenal de juguetes sexuales.