Como Limpiar un Plug Anal

Debido a la naturaleza de estos juguetes eróticos, es extremadamente importante que limpies tu plug anal de forma regular. Esto alargará su vida útil y te ayudará a mantenerte saludable.

En esta breve guía, vamos a cubrir algunos puntos clave sobre cómo limpiar tu tapón anal. Estos consejos también pueden servirte para limpiar todos los juguetes sexuales de tu colección.

Tu recto puede estar limpio, pero debes lavar tu tapón después de cada uso. Esto eliminará las bacterias y la sangre que quedan después de cada sesión anal. Si no mantienes limpio tu tapón, serás más propenso a contraer una infección.

Los tapones anales pueden dividirse en dos categorías. Los hay porosos y no porosos. Empecemos por los tapones porosos.

Tapones porosos

Los tapones porosos están hechos de los siguientes materiales: caucho, neopreno, nylon, plástico duro, gelatina, elastómero y cyberskin. La etiqueta de la caja de tu tapón indica el material del que está hecho. Una vez que tengas esta información, sabrás cómo limpiarlo correctamente.

Puedes limpiar los tapones porosos con un jabón suave y agua tibia. No guardes tu tapón poroso después de usarlo: debes limpiarlo inmediatamente. Si no lo haces, las bacterias pueden penetrar en el material del tapón, y eso haría que su uso no fuera seguro.

Como hemos dicho anteriormente, un jabón suave y agua tibia eliminarán las bacterias dañinas y la sangre del tapón. No es necesario que utilices un limpiador con ingredientes abrasivos.

Tapones no porosos

Algunas personas quieren un tapón anal que les proporcione una sensación más dura, por eso eligen un tapón no poroso. Los tapones no porosos se fabrican con silicona, acero inoxidable y vidrio.

Un tapón fabricado con materiales como el acero inoxidable y el cristal es resistente al calor y puede esterilizarse con agua hirviendo. Deja que el tapón permanezca en el agua caliente durante al menos diez minutos, luego, retíralo y déjalo enfriar.

¿Cómo se limpia un tapón anal cuando está hecho de materiales que no son resistentes al calor? Al igual que un tapón poroso, puede limpiarse con agua tibia y un jabón suave.

Hay quienes utilizan agua caliente para limpiar sus tapones no porosos. No es buena idea hervir los tapones que no son resistentes al calor, ya que este puede dañarlo.